Nuria Carulla

BARCELONA – BOGOTÁ

LA DISTANCIA:
EL ORDEN EN EL CAOS, LA LIBERTAD CREATIVA

Obra

Si algo tienen los pájaros o las copas de los árboles es que se hacen con el paisaje desde un punto de vista más elevado, seguro y libre. Justo en ese espacio es donde se mueve Nuria Carulla para crear su última serie que lleva por título A lo lejos.

La artista se entrega por completo a la creación de sus piezas como si fuera un ave que, después de un largo trayecto, sobrevolara libremente la inmensidad de la geografía. Lejos del ruido y en la intimidad del saber estar consigo misma, es donde la joyera encuentra el orden y el ritmo; hasta en el caos de pensamientos y emociones parece hallar cierta estructura.

Por la nitidez y fuerza que le otorgan la distancia y las alturas, el arte de Nuria Carulla nos parece que no es contemplativo sino transformador, alcanzando así una subjetividad más profunda, activa, conectada; más sabia si cabe.

En la serie que aquí presentamos la artista logra afianzarse en una nueva dimensión que le permite, en el despliegue generoso y seguro de sus alas, alcanzar plena madurez y libertad creativas.

“Més enllà veig el cel i les estrelles, i encara allí voldria esser-hi hom.”

Cant Espiritual. Joan Maragall

 

 

Entrevista

¿Quién es Nuria Carulla? ¿Dónde nace y vive?

Nací en Bogotá, Colombia, soy nieta de catalanes por parte de mamá y papá. Mi abuelo José Carulla vino a Colombia después de las inundaciones del río Llobregat y se dedicó a comerciar entre Colombia y Barcelona. A través del Amazonas hizo una travesía por los ríos de Colombia con el objetivo de sacar caucho, quina y la Tagua (que entonces era usada para botones de la ropa).

Mi abuela paterna, Victoria Soler, hija del pintor Juan Soler. Hacía sombreros y viajaba a París para traer los últimos modelos de moda. Mi padre, Jorge Carulla, nació en Colombia y se crió en Barcelona. De joven fue campeón de natación en España y regresó a Colombia al empezar la guerra civil.  Mi abuelo materno, Miguel Fornaguera Ramón vino a Colombia huyendo de la dictadura de Primo de Rivera. Él pertenecía al movimiento de la Escuela Nueva y en Colombia, junto a Pau Vila, trajeron nuevas metodologías al colegio Gimnasio Moderno de Bogotá.

Mi abuela materna Evangelina Pineda, colombiana, era profesora de párvulos y seguía las enseñanzas de María Montessori.  Mi madre Núria Fornaguera, nació en Colombia y de pequeña fue a vivir a Barcelona, estudió en el Institut Escola, pasó la Guerra Civil en Barcelona y cuando finalizó huyó a Francia con mis abuelos y tíos y luego regresaron a Colombia.

Así es como mi familia siempre ha estado vinculada a Cataluña.

De mí, digo por ahora que estudié en Bogotá mi educación básica y luego fui a Barcelona a estudiar en la Escuela Massana. Desde que regresé a Colombia siempre he estado vinculada con la enseñanza de la joyería y he tenido un taller personal.

 

¿Cuándo empieza a interesarte la joyería artística? ¿Por qué escoges la joyería como medio de expresión por encima de otros?

En el año 1962 mi padre fue a Barcelona y me trajo de regalo un broche de esmaltes que compró en la escuela Massana. Tanto me gustó el regalo, que resolví estudiar joyería y esmaltes allí.  Viajé a Barcelona en barco con mi abuelo Miguel Fornaguera, quien me acompañó a matricularme y a instalarme. En ese momento tenía 15 años.

 

¿Cuáles son tus influencias artístico-culturales?

Cuando empecé la Escuela Massana, mi abuelo me presentó a Monserrat Sunyer, hija de Ramón Sunyer, joyero. Montserrat hacía los esmaltes para la tienda Sunyer y yo entré a trabajar con ella haciendo la figura del santo de cada día. Después me ofrecieron trabajo en la Escuela Massana, en el taller de manufactura, el cual funcionaba por la mañana y en donde se hacían los trofeos para la Generalitat, y ahí estuve como diseñadora. Finalizando mi estadía en Barcelona estuve en el taller de Monserrat Mainar haciendo esmaltes.

El paso por estos talleres me dio el rigor del oficio y una forma de afrontar los proyectos; una manera de encarar las piezas. En otro sentido tuve un aprendizaje mucho más extenso confrontado con el quehacer práctico. Hoy en día podría decir que mi lenguaje se mueve entre los monumentales e inquietantes nubarrones del trópico y el cielo azul de Barcelona.

 

¿Cuándo te das cuenta de que te vas a dedicar profesional/artísticamente a la joyería? ¿Hay alguna vivencia o bien reconocimiento especial?

Nunca tuve en mi mente estudiar otra cosa, ni abandonar mi oficio, se podría decir que he pasado mi vida entre un taller.

 

¿Barcelona es parte de tu inspiración?

Sí, tengo todo el tiempo presente mis dos culturas y mi trabajo muestra lo que soy.

 

¿Cómo conjugas Bogotá y Barcelona en tu expresión artística?

Las formas siempre salen del trópico, pero en el color siempre pienso en Barcelona.

La manera en que afronto el oficio y la rigurosidad en este, viene de mi paso por distintos talleres en Barcelona.

 

Junto a la joyería, también ejerces tareas docentes y de asesoramiento. Por ejemplo, nos consta que has sido asesora para el programa Nacional de Joyería de Artesanías de Colombia durante diez años. ¿Qué significan todas esas tareas para ti como persona y como artista?

En mi trabajo siempre ha estado presente la docencia y en un país convulsionado como Colombia, es una forma de contribuir a la sociedad y devolver todo lo que hizo por mi familia emigrante.  Además, creo que, junto con la cultura, la enseñanza es la única forma en se puede salvar un país.

Todo el tiempo que trabajé para Artesanías de Colombia, viajando por el país en las zonas mineras, precisamente las más convulsionadas, tuve la certeza de que preservar las artesanías era una forma de contribuir de manera a la solución de este conflicto. Aprendí mucho de los artesanos, de su sabiduría, de su valentía y ellos me dieron más que yo a ellos.


¿Dónde trabajas? ¿Tienes un taller? ¿Cómo es ese taller y como te sientes en él?

Vivo en el campo y allí tengo mi taller. Es lleno de luz y rodeado de naturaleza. Me gusta la idea de tener ventanales grandes para estar casi metida dentro del jardín. No concibo un taller encerrado, en donde no esté en contacto con los árboles, las flores, los pájaros.


¿Qué materiales empleas para tus creaciones y por qué no otros? ¿En la selección de materiales, qué es importante para ti? ¿Piensas que es importante crear teniendo en cuenta la sostenibilidad de los materiales?

Trabajo solo en plata y esmalte.  Sí, es importante la sostenibilidad, pero creo que los oficios también se deben preservar porque se trata de conocimientos ancestrales.  Lo que tengo claro es que todo lo que uno haga debe ser bien hecho, durable, diseñado con autenticidad y que esa autenticidad le otorgue una duración en el tiempo, como las piezas que no están siguiendo una moda. No hacer trabajos que sean desechables.

 

¿Cómo creas? ¿Antes dibujas? ¿Cómo te llegan las ideas a la mente y cuáles son tus fuentes de inspiración?

Siempre parto de un tema y una sensación que quiero transmitir. Mi acercamiento es a través del dibujo, no necesito maquetas y tengo una libreta donde voy haciendo mis apuntes.

 

El caos, la estructura. ¿Qué quieres transmitir con estos elementos?

Mi tema es el trópico y su abundancia, donde una planta nace debajo de otra y a los pocos días otra…. creando un caos de formas que se superponen desordenadamente unas a otras, al mismo tiempo se crea un orden dentro de ese caos.

 

¿Cómo dialogan la forma y el concepto en la joyería que creas?

La forma sale de la naturaleza, de los pájaros, de los árboles. Aunque lo que quiero expresar nunca es tan literal. Siempre hay un tema poético y desde hace un tiempo tengo como referente un verso del Canto Espiritual de Joan Maragall, el cual tengo apuntado encima del dibujo que estoy trabajando. Me ayuda a perseguir una imagen.

 

¿Sientes predilección por algún tipo de joyería (broche, collar…)? ¿Por qué?

Lo que más he hecho son broches, porque el broche vive como una pequeña escultura sin estar atado a la función. También hago piezas seriadas, sobre todo pendientes.

 

Explícanos algo sobre tus series.

He trabajado sillas: como el puesto de cada uno en la vida. Nubes. Iguanas. Los viajes…. Y he hecho cuatro homenajes: uno por la muerte de mi padre, donde trabajé las dos culturas (la colombiana y la catalana), el Trópico como homenaje al pintor valenciano Juan Antonio Roda, por su obra la lógica del trópico; un homenaje a mi madre, a quien le gustaban mucho las joyas y tenía mucho sentido del humor, en la cual las joyas eran como dibujos de otras joyas y por último a mi hermana Marta: Talismanes, Héroes y Heroínas, basado en los talismanes de los héroes de los niños, haciendo alusión a su poder protector hacia el portador.

 

Esta última serie, A lo lejos, nos parece muy poética. ¿Qué significa para ti?

A mi edad adulta, gozo de la libertad que me da la distancia.

Al haber criado mis hijos, haber realizado muchos proyectos, en esta etapa de mi vida no deseo emprender más cosas, ni tengo el afán de figurar ni de ser más de lo que ya soy. Esto permite llegar a una etapa más contemplativa y de mayor libertad. El tener más tiempo para mí, me da la posibilidad de ahondar en mi búsqueda.


¿Qué te gustaría transmitir a la portadora o portador de tus joyas? ¿Cuál crees que es tu identidad como artista?

Me gusta que la gente haga suya la pieza, y que compartamos su poesía. En cuanto a mi identidad como artista diría que está en la honestidad y la rigurosidad en el oficio.

 

¿Tus joyas podrían ser expuestas como piezas de arte visual o consideras que para que funcionen tienen que ser llevadas? Y, ¿crees imprescindible explicar tus joyas o bien las piezas hablan por sí mismas?

Mis piezas están ligadas al cuerpo y me gustan que funcionen en relación a este; aunque como piezas de arte también viven solas y tienen la característica, igualmente, de ser bien realizadas. Como en un buen bordado el delante y el detrás son perfectos.

 

¿Algún deseo para el futuro?

Que el oficio perdure, no sea reemplazado por la máquina, que no se pierda esa conexión que existe entre la mano y la cabeza.

Muchas gracias.

Biografía

FORMACIÓN
1965- 1970 Joyería y esmaltes en la escuela Massana de Barcelona
1968- 1970 Gemología, Universidad de Barcelona.

EXPERIENCIA LABORAL
2002 y 2012 asesora para el programa Nacional de Joyería de Artesanías de Colombia.

EXPOSICIONES INDIVIDUALES
2012 Galería El Nogal, Bogotá, Colombia
2012 Museo de Arte Moderno de Barranquilla, Colombia, colección Talismanes, “Héroes y Heroínas”.
2015 Artesanías de Cataluña Barcelona España

EXPOSICIONES COLECTIVAS
2007 Corporación Andina de Fomento CAF “Joyas y Símbolos en la ruta Andina” Caracas, Venezuela
2008 Bienal Iberoamericana de Diseño BID Madrid, España
2010 Bienal Iberoamericana de Diseño BID Madrid, España
2010 Think Twice New American Jewellery Museo de Artes y Diseño. New York, Estados Unidos
2011 Think Twice New American Jewellery Museo de Artes y Diseño. New York, Estados Unidos
2013 Think Twice New American Jewellery Museo de Artes y Diseño. New York, Estados Unidos
2016 LOOT, Museo de Arte y Diseño de New York, Estados Unidos

DISTINCIONES
1967 Cámara Oficial de la Industria en la técnica de Joyería y Platería Barcelona, España
1974 Reconocimiento “Esmaltes del Salón de Artes del Fuego” MAC Bogotá, Colombia
1995 Premio a la Maestría Artesanal, Artesanías de Colombia, Bogotá, Colombia
1997 Mención de Honor Premio UNESCO de artesanías para América Latina y el Caribe, Bogotá, Colombia
2002 Premio Lápiz de Acero, Revista Proyecto Diseño, Bogotá, Colombia
2006 Premio Lápiz de Acero, Revista Proyecto Diseño, Bogotá, Colombia
2010 Premio Lápiz de Acero, Revista Proyecto Diseño, Bogotá, Colombia
2016 Medalla a la maestría Artesanal, Artesanías de Colombia, Bogotá, Colombia
2016 Tercera Mención, Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea, Buenos Aires, Argentina.